Es recomendable siempre intentar primero la vía del diálogo y en caso que no responda, lo aconsejable es que antes de presentar la demanda, se requiera por escrito al inquilino mediante un burofax con acuse de recibo y copia certificada. Si se realiza este requerimiento con al menos 30 días de antelación a la presentación de la demanda, una vez iniciado el proceso judicial, el arrendatario no podrá parar el desahucio pagando lo que debe, es decir, aunque pague tendrá que abandonar la vivienda.

¿Te ha sido útil la respuesta?
¡Gracias!